Mamá, quiero ser blogger

Para abrir un blog no hace falta mucho. Tan sólo tienes que abrir una cuenta en cualquier página que dé el servicio y en pocos minutos dando a siguiente, siguiente, siguiente y escogiendo un nombre de usuario podemos tener nuestra página en marcha. Otra cosa es mantenerlo. Escribir periódicamente y hacerse un hueco en la blogosfera. Ser y sentir como un auténtico blogger.
Lo primero que tienes que hacer cuando te lances a la aventura de ser un blogger es hacer una lista con lo que quieres que aparezca en tu blog. Puede ser multitemático o centrado en algún tema concreto, según tus intereses. Te recomendamos que escribas lo que te gustaría leer. Si no sabes qué escribir, tal vez puedas recurrir a blogs de la misma temática para saber por dónde comenzar. No se trata de que copies contenidos, sino de que aprendiendo de los demás, pongas tu granito de arena en la red.

Ten en cuenta que el primer día no vas a lograr mil visitas. Ni el segundo día, ni al mes... Tienes que ser constante y saber que cuesta trabajo levantar un blog. Y la mejor herramienta eres tú: tu imaginación, tus ideas y tu creatividad, tanto para buscar los temas como para expresarte.

Aunque no actualices a diario, sí que tiene que tener en mente el blog en cada momento. Te recomiendo llevar siempre una libreta contigo para apuntar todo lo que se te ocurra. Tal vez no tengas tiempo para subir una entrada cada día por tu trabajo o porque simplemente, quieres hacerlo así. Pero si no sigues unas pautas, a lo mejor se te ocurre un nuevo tema y cuando vayas a escribirlo ya lo hayas olvidado. Si lo de la libreta está anticuado, siempre puedes usar el móvil para tomar notas. Todo vale.

Otro consejo para los novatos en esto del blog está relacionado con las críticas. Acéptalas siempre y toma la parte positiva. Que te dicen que el diseño es feo, tal vez lleven razón y mejor que te lo hayan dicho ahora y poder modificarlo pronto que no cuando seas más conocido. Que te dicen que escribes fatal, no desanimes: cada persona tiene un estilo y aunque sea necesario pulir algo - no somos ningún Nobel de Literatura - puede que tu marca no guste a determinados lectores. Eso sí, cuida siempre la ortografía y la gramática: si no tienes un mínimo de cuidado en este aspecto, mejor no te lo plantees.

Por último, aunque no menos importante, es la interactividad con la comunidad bloguera. Date a conocer, comenta blogs, crea tu propio blogroll - lista de blogs que te interesan sobre una temática determinada - y aprende de los demás. Tal vez poco a poco puedas hacerte un hueco y, por qué no, dedicarte a ser un blogger de manera profesional. ¡Ánimo y bienvenido!


¡Comparte si te gusta!
ESCRITO POR Marina Montes

Periodista, apasionada de la web 2.0, intento de community manager. Bloguera, lectora y enganchada a las nuevas tecnologías. Un poco friki y un mucho geek. Colaboro en Frikarte y Revista Wego escribiendo sobre series de televisión.

Sígueme en Twitter | Facebook | Linkedin | Google+

No hay comentarios

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.