Aída Nízar, el periodismo "social" y los "okupas" de Sevilla

Foto: F. Artacho
Me parece a mí que a Aída Nizar se le van a quitar las ganas de venir a Sevilla en una temporadita. Porque después del pseudorreportaje que grabó el pasado martes y que vimos ayer en Sálvame, si no la declaran persona non-grata poco va a faltar. Sobre todo por el punto de vista que han dado al vídeo y que ha enfadado y mucho a algunos vecinos y a mucha gente.

Como sabréis los que véis Sálvame - venga, que ahora nadie lo ve pero las audiencias no hacen más que subir cada semana - este colaboradora tiene una sección llamada "Sálvese quien pueda" en la que hace lo que ella considera como una especie de periodismo ciudadano donde ayuda a personas que no tienen voz. Ella misma se ha autodenominado como una especie de salvadora de las causas perdidas y allí donde hay algo que merezca ser denunciado está ella. Lo malo es que va cuando no la llaman ni la quieren... y claro.

Ayer nos ponían el cebo de como era "brutalmente agredida" por unos "okupas" en Sevilla. La intrépida reportera dicharachera - perdón, Rana Gustavo, por la comparación - se fue a unos pisos que hay en una zona de Sevilla que han sido ocupados por familias que han sido deshauciadas por los bancos. Estos pisos llevan años construidos, sin dueños y cerrados porque a ver quién es el guapo que vende ahora. Un grupo de familias que están desesperadas por la situación, se decidió a dar el paso. En público y sin esconderse ante nadie. De hecho hasta han abierto un blog donde cuentan su día a día, su situación y el caso de cada una de las familias. Y han hablado con la prensa que amablemente se ha presentado allí y que les ha pedido permiso para sacar su caso a la luz.



¿Qué pasó con Aída entonces? Según la versión de los vecinos, que cuentan en su blog, le dijeron que no querían hablar con ella y Aída Nizar, a la que nadie dice lo que tiene o no tiene que hacer  - parece John Locke - insistió en entrar a la fuerza en el bloque de pisos, porque "no es una vivienda privada, es una casa okupa". Y claro, se montó la marimorena con una niña pequeña de por medio y todo.

Al final, lo que ha trascendido en Sálvame es que los vecinos okupas han agredido a Aída, comandados por los líderes del 15-M y que ella no hizo nada. Vamos, que al final le han dado la vuelta a la noticia y se convirtió una vez más, en la protagonista de la noticia. Ya no se ha hablado de que hay 36 familias que están sobreviviendo como pueden. Que no tienen nada porque la mala gestión financiera de los bancos las ha dejado en la calle sin nada. Se habla de que a la pobrecita de Aída le han dado una colleja.

A mí me dijeron en la facultad, que el periodista nunca debe ser el centro de la noticia. Se ve que ella ese día... ah, no, perdonen. Ni ese día ni ninguno...

Y yo me pregunto, ¿hasta cuándo vamos a aguantar en España este tipo de periodismo llámalo-x chabacano?


¡Comparte si te gusta!
ESCRITO POR Marina Montes

Periodista, apasionada de la web 2.0, intento de community manager. Bloguera, lectora y enganchada a las nuevas tecnologías. Un poco friki y un mucho geek.
Sígueme en Twitter | Facebook | Linkedin | Google+

8 comentarios

8 comentarios :

  1. Por John Locke ¿te refieres al de Lost? Lo digo para evitar confusiones con el otro, el de verdad, padre de la política europea, de la división de poderes y autor de los Tratados del gobierno civil :p

    ResponderEliminar
  2. Me refiero al de Lost, claro. Semejante friki, ¿a quién se va a referir? :P

    http://www.youtube.com/watch?v=qGtlZhej3vs

    ResponderEliminar
  3. Una vergüenza. Como todo lo que rodea a esta tipa y a la cadena donde trabaja.

    ResponderEliminar
  4. No entiendo como una familia con hijos se esclaviza con una hipoteca en vez de un alquiler y firma sin leer la letra pequeña.Hay gente que no merece ser padre

    ResponderEliminar
  5. Bueno, Anónimo, no sé en qué momento pidieron la hipoteca estas familias, pero tal vez lo hicieron cuando las cosas iban bien y luego se complicó su situación laboral y económica. No todos los que han sido desahuciados es por irresponsabilidad, ni todos los que han salido mal parados firmaron hipotecas poro encima de sus posibilidades. Hay miles de casos y cada uno tiene sus cosas. Con esto no defiendo a nadie en particular, simplemente procuro no generalizar. Gracias por tu opinión. :)

    ResponderEliminar
  6. Todos hemos visto la educacion de las personas con las que Aida intentaba hablar, mas que personas parecian animales traidos de la jungla.

    Tu articulo no me parece nada mejor ni peor que el reportaje de Aida Nizar, parece que le tienes envidia pura de que no seas tu la que este alli en vez de ella y tu eres la primera que comenta mas sobre Aida Nizar que sobre los ocupas y el tema en cuestion, por lo que la conclusion que saco es que tan chabacano es el periodismo de Aida Nizar como el tuyo, el tuyo aun mas, ya que ella lo hace y tu lo comentas.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tu comentario, Anónimo. Esta entrada va sobre la forma de hacer periodismo de Aída y Telecinco, por lo que es necesario hablar de ella. Te aseguro que no es por envidia de su trabajo.
    Gracias por haber leído el blog y haber dejado tu opinión.

    ResponderEliminar
  8. Marina, no es esa Aida una especie de Okupa de tu profesion? A que cuando te toca si que duele?

    ResponderEliminar

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.