Gamificación: ¿sabes qué tipo de juego debes crear?

gamificación en la red, gamificación en la web 2.0
Cuántas veces no habrás recibido un email para participar en un concurso en el que regalan un iPad. O un vale de 500 euros para llenar tu carrito de la compra. En muchas ocasiones, estos emails no persiguen más que conseguir nuestros datos personales o hacer que nos registremos en una red de publicidad que nos cobra por enviarnos sms al móvil. Pero en muchas otras ocasiones esos juegos son reales y podemos conseguir premios de verdad. Y cuando es así, somos capaces de estar horas y horas jugando para conseguir un cupón más. Es lo que se conoce como gamificación, una estrategia 2.0 que cada vez está más presente en la publicidad de las empresas que han apostado por el mundo interactivo.

Y es que el hombre es un homo ludens por naturaleza. Nos encanta jugar. Y si no que se lo digan a Facebook, que desde que incluyó los jueguecitos de la huerta, los animalitos y los zombies no hay día en el que no se envíen millones de peticiones para enganchar a otros usuarios.

En este mundo de la web 2.0, 3.0 y lo que falta por venir, las empresas necesitan fidelizar clientes y esta es una de las estrategias que más resultados ofrecen a las empresas: ofrecen  un buen rato a los clientes y éstos, a cambio, obtienen ciertas ventajas relacionadas con el producto que se promociona. Y además las empresas obtienen algo muy valioso: el usuario pasivo se convierte en activo. Porque para conseguir más puntos, es necesario invitar a amigos. O simplemente, el juego es divertido y comienza a hacer efecto el boca-oreja. No se puede tener mejor publicidad que si viene de un igual. ¿O acaso no confiamos antes en algo que nos recomienda un amigo que en un producto que intentan vendernos insistentemente con la publicidad?

"Psss, psss, que si juegas te dan cupones de descuento"

Pero a la hora de plantear la estrategia de gamificación que vamos a llevar a cabo tenemos que tener en cuenta varios aspectos, entre ellos - tal vez el más importante - el target de nuestra empresa y el tipo de jugador que tendremos. Y es que no todos son iguales. Aunque hay muchas formas de catalogar a nuestros usuarios, la catalogación tradicional de Richard Bartle para los juegos online multijugador es la más utilizada. 

Básicamente se diferencia en cuatro tipos:

Killer: En este tipo de juegos el ganador, además de obtener la victoria necesita que su reconocimiento sobre la derrota de los demás sea bien visible. No sólo le vale con ganar, también tiene que haber un perdedor en el juego.
Achievers: Son usuarios competitivos que necesitan conseguir retos y superar etapas en el juego. Son ideales para los juegos en los que se va subiendo de nivel poco a poco.
Explorers: Jugadores que disfrutan buscando a fondo todo lo que esconde un juego. Más que una competición, estos usuarios disfrutan mostrando a los demás que han explorado todo lo posible un terreno y han encontrado todos esos secretos que ocultaba.
Socializers: Los más habituales en redes sociales. Juegan por el mero hecho de conocer gente. Tal vez no deseen tener una granja, pero si con ello traban amistad con otras personas, serán felices. 

La clasificación de Bartle, ideal para la gamificación.
 
Ahora que conoces los tipos de jugadores/clientes que puedes encontrar en la red... ¿tienes claro por dónde comenzar tu estrategia de gamificación?



¡Comparte si te gusta!
ESCRITO POR Marina Montes

Periodista, apasionada de la web 2.0, intento de community manager. Bloguera, lectora y enganchada a las nuevas tecnologías. Un poco friki y un mucho geek.
Sígueme en Twitter | Facebook | Linkedin | Google+

1 comentario

1 comentario :

  1. Muy buen artículo Marina! Un saludo.

    ResponderEliminar

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.