La importancia de la doble confirmación en periodismo: El País y la foto de Hugo Chávez

Que el periodismo ya no es lo que era nos ha quedado claro. Que los tiempos han cambiado y ahora la inmediatez y el espectáculo es lo que prima también lo sabíamos. Pero que había que sacrificar la credibilidad de un medio por ser el primero... no lo teníamos tan claro. 

Y eso es lo que ha hecho hoy El País, publicando una falsa fotografía de Hugo Chávez intubado y hospitalizado. Cuentan los diarios de la competencia que una agencia llamada Gtres Online ofreció la imagen al diario y decidieron publicarla a cuatro columnas y en un lugar preferente en su página web, con una gigantesca marca de agua para evitar plagios. 

Foto de Chávez en El País.
La foto del día, ocupando toda la web de El País.
 El problema vino después, cuando se descubrió el pastel: esa fotografía pertenecía a un vídeo de 2008 que, para más inri, estaba en Youtube. La credibilidad y el buen hacer de este medio ha caído una vez más, por los suelos. Y es que ni siquiera la nota adjunta a la imagen en la que El País aseguraba que "no había logrado verificar de forma independiente las circunstancias, el lugar o la fecha en la que se había realizado la fotografía".

El asunto ha ido más allá: los responsables del periódico, al ver la repercusión que podría tener semejante portada, han retirado de los kioskos la primera edición y ha lanzado una nueva tirada, esta vez, sin la fotografía de la discordia.

Y aunque relativamente han sabido reaccionar a tiempo, ya se sabe que en estos tiempos todo vuela y las redes sociales han estallado. Los periódicos de la competencia no han dudado en ensalzar el error de El País e incluso Pedro J., en su Twitter, se jactaba de haber descartado la foto de Chávez "por 6-0".

Pedro J. Ramírez habla sobre la foto de Chavez en El País
Pedro J. Ramírez comenta en Twitter cómo descartaron la foto de la polémica en El País.

Lo triste de todo esto es que se está tirando por tierra el periodismo. Si hace ya tiempo poníamos en cuestión la calidad del periodismo, hoy en día ya no nos queda duda. Cada vez estamos perdiendo los valores para favorecer la rapidez, la exclusiva y la primicia. De un periodismo ético y estamos llegando al amarillismo de los tabloides que tanto nos gusta criticar. Qué digo amarillismo, estamos "salvanizando" el periodismo que hasta ahora considerábamos serio. 

Hace años, todos los estudiantes de periodismo soñábamos con ser Iñaki Gabilondo y escribir para El País. Comprábamos el periódico y lo paseábamos orgullosos debajo del brazo. Desayunábamos con él, hacíamos anotaciones en las noticias y soñábamos despiertos con ver nuestra firma en alguna de sus páginas. Hoy ya todo eso se ha perdido. Porque se incumple algo tan básico como la doble confirmación. Lo primero que se aprende en la facultad y lo que se nos queda grabado a fuego a los periodistas: no se debe publicar ninguna información si no se tiene, al menos, dos fuentes fiables y distintas sobre una noticia. El problema viene cuando los medios que se llaman independientes están tan politizados y/o economizados que no hay tiempo para buscar esa segunda fuente. Ni siquiera para cuestionarse la ética de publicar o no esta información. Entonces pasan cosas como estas. Y los periodistas nos avergonzamos un poquito de nuestra profesión. O nos indignamos al ver en lo que se está convirtiendo, sin poder hacer nada.




¡Comparte si te gusta!
ESCRITO POR Marina Montes

Periodista, apasionada de la web 2.0, intento de community manager. Bloguera, lectora y enganchada a las nuevas tecnologías. Un poco friki y un mucho geek. Colaboro en Frikarte y Revista Wego escribiendo sobre series de televisión.

Sígueme en Twitter | Facebook | Linkedin | Google+

No hay comentarios

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.