Informer, el Gossip Girl de las universidades españolas

Cotilleos en internet: ha llegado informer
El cotilleo es algo casi tan antiguo como el habla. Es algo intrínseco al ser humano y ahora, en este mundo virtual de las redes sociales, ¿cómo no iba a estar a la orden del día? Así que el nacimiento de páginas o "servicios" (llámalo X) como El Informer no debería sorprendernos. Al más puro estilo Gossip Girl - para quien no haya visto la serie, un anónimo publica mensajes, rumores y cotilleos que le hacen llegar de manera privada - El Informer ya está revolucionando el mundillo universitario en España y poniendo en entredicho el anonimato en las redes sociales.

Porque... ¿dónde acaba el cotilleo y dónde empieza la calumnia? Algunos mensajes son de lo más inocente, incluso románticos. Tú le das esto a un guionista de cine y en dos minutos te monta un Algo para recordar super taquillero. Y más si ponen a Mario Casas como chico atormentado que busca a chica... 

Informer envía mensajes anónimos como en Gossip Girl


El fenómeno se ha extendido rápidamente, sobre todo entre la comunidad estudiantil, y ya hay cientos de universidades e institutos que cuentan con su propio Informer. Facebook, Twitter, e incluso páginas propias en construcción. Desde Barcelona a Zaragoza, en universidades e institutos, e incluso pueblos... Todo un fenómeno que no debería sorprendernos, porque, ¿quién en esa época no es un cotilla?

El problema viene cuando se utilizan estas páginas para lanzar amenazas y mensajes de burla escudándose en el anonimato. Y ahí es donde han incidido más los medios de comunicación, casi demonizando las redes sociales. En un debate en el programa de Ana osa de hoy se ha insistido en que los nicks son los que favorecen este fenómeno y que si todos nos registrásemos con DNI, nombre y apellidos, todas estas prácticas se acabarías. Como si no hubiese casos de acoso, personal y cibernético, con nombres y apellidos.

Y este tipo de enfoques es el que perjudica las nuevas tecnologías y que los jóvenes se acerquen de una manera sana a las posibilidades que nos brinda estar conectados en todo el mundo. Internet no es malo, las redes sociales no son malas. Los que lo hacen malo son las personas que utilizan esta herramienta con malas intenciones. Los periodistas deberían saberlo y cuidar un poco las opiniones que se lanzan, a veces desde el propio desconocimiento de las plataformas, porque pueden crear una alarma social que no es tal.

Mientras tanto tendremos que esperar a ver si esto del Informer es una moda pasajera o se mantiene en el tiempo. ¿Crees que tendrá futuro?




¡Comparte si te gusta!
ESCRITO POR Marina Montes

Periodista, apasionada de la web 2.0, intento de community manager. Bloguera, lectora y enganchada a las nuevas tecnologías. Un poco friki y un mucho geek. Colaboro en Frikarte y Revista Wego escribiendo sobre series de televisión.

Sígueme en Twitter | Facebook | Linkedin | Google+

No hay comentarios

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.