Cosas que debes pensar antes de abrir un blog

miércoles, marzo 13, 2013

consejos para abrir un blog
A todos nos ha pasado alguna vez que hemos deseado tener un blog. Y abrirlo es lo más fácil del mundo. Para los no iniciados, Blogger es la mejor plataforma, dicen unos, porque te lo da todo hecho: plantillas bonitas, un editor visual fácil y una interfaz muy intuitiva para los que no quieren meterse en códigos farragosos. Otros dirán que Wordpress es la mejor plataforma y que además, si luego quieres ampliar y montar un blog profesional no tienes que andar con migraciones ni cambios extraños. Ambos llevan razón. 

Pero lo que no te cuenta nadie es que antes de abrir un blog deberías pensarlo un poco. Porque si no lo meditas un poco antes, al final vas a abandonar el proyecto. La primera semana escribirás todos los días. Incluso tendrás ganas de hacerlo más de una vez. Sentirás que tienes mucho que contar. Pero después, poco a poco, irás abandonándolo hasta dejarlo de lado. Y te acordarás de él cuando pasen unos meses. Le darás un cambio de imagen y volverás a empezar el ciclo. Te lo digo por experiencia. Pero tranquilo, puedes evitar esta dinámica teniendo en cuenta algunas cosas antes de comenzar.

Un blog requiere tiempo
No te engañes. Aunque al principio lo cogerás con muchas ganas, no siempre vas a tener tiempo para el blog si no lo tomas en serio. Márcate unas metas: un post diario, tres post semanales... algo que sepas que puedes cumplir y que salvo fuerza mayor, vas a mantener. No olvides que la constancia es una de las claves para que tu blog triunfe. Con ello no me refiero a que en un mes vayas a tener mil seguidores. Esto es más lento. Pero te servirá para ir cogiendo constancia. Poco a poco podrás aumentar tus metas. 

En el tiempo que tienes que invertir al blog no sólo entra el que inviertas escribiendo. También tienes que leer e investigar un poco por la red. Sobre todo si quieres convertirlo en un proyecto profesional. Nadie nace sabiéndolo todo, así que tendrás que leer y leer otros blogs de tu temática. No te lo tomes como una competencia, todo lo contrario. Navegando por la red puedes encontrar páginas webs que traten lo mismo que tú y que pueden enriquecerte y descubrirte algo que tú no sabías. 

actualizar post
No dejes para mañana lo que puedas bloguear hoy.

Es un hobbie o quiero ganar dinero
¿Has pensado ya en la temática de tu blog? En internet puedes encontrar de todo y todos ellos son válidos. Desde blogs profesionales especializados en una temática determinada hasta aquellos que no son más que una especie de cuaderno de pensamientos del usuario. Y te aseguro que de ese segundo tipo puedes encontrar verdaderas maravillas. Si eres capaz de enganchar al lector, puedes contar lo que quieras. Antes de empezar a escribir piensa un poco en la temática que vas a tratar. ¿Te gusta escribir? Puedes empezar un blog literario o un fanfiction por entregas. Seguro que encuentras a alguien a quien le gusta tu trabajo. ¿Te gusta la cocina? ¡Muestra a la web tus recetas! 

Si por el contrario quieres ganar dinero, tendrás que tomártelo mucho más en serio. Y tener clara una cosa: no hay fórmulas mágicas para conseguir dinero con tu blog en dos días. Ni en dos meses. No existen. A no ser que seas un bloguero muy carismático y encuentres un filón que esté poco explotado... no suele pasar. Si lo que quieres es ganar dinero deberás ser constante y saber que esto es una carrera de fondo. Y por supuesto, deberás invertir en él. Un blog profesional sin dominio propio no da buena impresión: olvídate del .blogspot o .wordpress porque no queda nada bien. Un dominio cuesta muy poco, puedes encontrarlos por 10 euros al año y servirá para crear una marca. Si buscas un proyecto sólido, también deberías tener un hosting.

Vendrán críticas
Muchas. Algunas de ellas muy duras. Porque los internautas son crueles y tiran a dar. Así que no te desanimes si te llegan comentarios negativos. Utilízalos para mejorar, escucha las malas críticas e intenta mejorar allí donde te han dicho que flaqueas. Al fin y al cabo nadie es perfecto, así que lo único que podemos hacer es intentar hacerlo lo mejor posible y corregir los errores. Y una cosa muy importante. No alimentes a los trolls bajo ningún concepto. Hay internautas que se divierten dinamitando conversaciones, así que si te encuentras con alguno en tu blog, lo mejor que puedes hacer es ignorarlo. 

Escribe para humanos
Es una obviedad, porque ¿quién va a leerte? Pero muchos blogueros se ciegan demasiado con eso del SEO, el posicionamiento, el pingüino y el panda y al final acaban escribiendo parrafadas llenas de palabras clave que hacen que los lectores se echen para atrás. Utiliza frases coherentes y cuenta lo que quieras contar como se lo dirías a un amigo. Eso sí, sin errores gramaticales ni ortográficos. Nada de palabras abreviadas, jergas o lenguaje sms. ¡Esto es un blog!


Ni Data ni Cáprica Seis van a leer tu blog... por ahora.
Las redes sociales no son Dios
Vincular tu blog a Facebook y Twitter es importante. Compartir los post en las redes sociales es fundamental para llegar a una audiencia mayor y facilitar a tus visitantes esta labor es algo que debes implementar antes de escribir ninguna entrada. Pero ten en cuenta que eso no se hace sólo. Si te da pereza puedes automatizarlo, hay muchas herramientas que te permiten compartir contenido automáticamente en las redes sociales. Pero si no publicas un contenido de calidad, nadie va a interesarse por él.

Y ahora...
¡A escribir!

Entradas relacionadas

0 comentarios

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam ni los insultos. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.