¿Quieres escribir en...? Pero gratis, ¿eh?

viernes, marzo 22, 2013

colaboracion en redes de blogs
Desde que empecé en serio en esto del mundo bloguero me he encontrado con cosas que me han hecho, como dicen en mi tierra, que me hirviese la sangre. Sobre todo por empresas que piden colaboradores mostrándolo como algo fantástico y maravilloso, pero de dinero ni hablamos.

Aquí no somos tontos. Entiendo - qué me vais a contar - que es costoso mantener una página web con calidad, que se necesita un gran equipo - maquetadores, diseñadores web, redactores, comerciales - y que en ocasiones todo eso lo hace la misma persona - a la que habría que aplaudirle por sacar el proyecto adelante-. Sé que en los primeros meses e incluso el primer año, los beneficios son nulos, salvo que triunfes como los Chichos y des el pelotazo. Pero reconozcámoslo: hay muy pocos blogueros con ese encanto común que hacen que las webs potentes se lo rifen como colaborador para escribir columnas. Y de cobrar como Amy Martin... na' de na'.

Lo que me corroe por dentro son esas páginas en las que te ofrecen escribir apelando a un sentido de pertenencia diciéndote que ser colaborador de ese blog/página es lo mejor del mundo y que deberías sentirte orgulloso. Que eres uno más del equipo y que sin ti no podrían seguir adelante. Y encima te piden una calidad profesional altísima con unos requisitos muy marcados:  que si 500 palabras, lenguaje distendido, directo, sencillo, imágenes libres de derechos, 80kb como máximo, temas originales, nada de citar otras páginas de la competencia... y cinco artículos al día. Normalmente todo se hace por amor al arte. Cuando tienes suerte te pagarán 20 céntimos por post... ¡qué gran fortuna! Ah, y se me olvidaba: tienes que ser autónomo para facturar, porque aquí somos legales al 100%. ¡Faltaría más!

Por una parte, entiendo la postura de estas empresas. Y entiendo a los blogueros que aceptan las ofertas - yo misma lo hice en una época, para qué vamos a negarlo - porque a veces la necesidad hace más que la sangre fría. Pero por otra, me indignan estas prácticas que prometen mucho y en realidad no dan nada.

Ojo, otra cosa es un proyecto emergente en el que no se sabe qué va a pasar. Si no se invierte y no se emprende, posiblemente no lleguemos a nada. En ese caso sabes que los primeros beneficios tardarán en llegar, pero entiendes que hay que echar a andar de alguna manera y que ya se verán los beneficios en algún momento.O un proyecto que realmente se hace por amor al arte. Literalmente, que también los hay. Pero son casos distintos, que nadie se me ofenda, por favor. En este post estoy criticando a esas empresas con una larga trayectoria, unos beneficios publicitarios notables y que encima vendan la moto de que te hacen el favor de tu vida por dejarte participar en su empresa.

Ya me indigné en su momento con la política del Huffington Post de no pagar a sus blogueros porque le daban un escaparate para mostrarse. Cierto, tal vez esa persona va a ser mucho más leida en el HP que en su modesto blog que tal vez pocos conocen. Y tal vez ver su firma en un periódico importante sea el sueño de su vida. Pero no debemos guiarnos por eso. ¿Cómo se sentiría un periodista al que le ofrecen firmar en El País o El Mundo pero no cobrar? No, hombre, es que tu noticia la van a leer millones de lectores en España, ¿qué más quieres que eso? Bueno, mejor no entrar en el mundo del periodismo porque bastante herido está ya...

En el mundo del community manager también pasa mucho, aunque eso merece un artículo aparte. Pero, ¿cuántas veces no hemos visto un sorteo en Facebook pidiendo ideas para lanzar nuevos concursos? En lugar de crear una estrategia online se pide a los propios seguidores de la web que sean ellos quienes lanzan las ideas. Así matamos dos en uno: nos evitamos pensar y tenemos contento al consumidor porque sienten que participan en su empresa favorita...

Al final, como todo, esta rabieta es para nada. Pero estoy harta de emails pidiendo que se hagan reseñas de productos a cambio de "publicidad" en sus redes sociales o simplemente, por ser "el primero" que va a hablar sobre ese producto. Muchos blogueros mantenemos nuestras webs por amor al arte. Pero son nuestras. Si quieres una persona que haga un trabajo bonito, págalo. Dignifica a la persona y seguro que los resultados son mejores.

Entradas relacionadas

0 comentarios

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam ni los insultos. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.