Las redes sociales no son el patio de tu casa

 Quien hoy en día no tenga perfil en alguna red social, o no está interesado en esto del mundo virtual o directamente, vive en un pueblecito aislado del resto del mundo. Hoy se ha conocido que Facebook ha logrado los 900 millones de usuarios. Que todavía están lejos de los 7.000 millones del total de la población mundial, pero es una cifra nada desdeñable. Ahora bien, ¿usamos bien las redes sociales? Dejando de lado los usuarios que utilizan las redes con fines poco ortodoxos, ¿sabemos realmente lo que podemos decir o no en internet? ¿Sabemos quién nos ve?

Aunque hay miles y miles de redes sociales y cada una más rara que otra, y cada una de ellas tiene sus peculiaridades, vamos a hablar en general. Piensa en la que más te guste, o a la que más tiempo le dediques. ¿Las usamos bien? Definitivamente, creo que no.

Muchas personas piensan que estas plataformas son parcelas privadas sobre las que tienen todo el control. Nada más lejos de la realidad. Para empezar porque cada cierto tiempo cambian los criterios de privacidad de las redes y si no te andas con ojo, más gente de la que querrías puede ver tus publicaciones. Así que lo primero que debes hacer es revisar cada cierto tiempo tus opciones de privacidad y adecuarlas al público al que quieras llegar. Si sólo quieres tener contacto con los amigos y la familia debes cerrarlo todo. Si no te importa que terceras personas vean tus publicaciones, puedes marcarlo para que así sea. Y si tienes espíritu exhibicionista, déjalo todo abierto. Hasta ahí la parte técnica.  Y ahora, la personal.

¿Qué no debo publicar en redes sociales?
Debes saber que cuando haces una publicación en Facebook y alguien marca el "me gusta", todas las interacciones que vengan después le llegarán automáticamente. O sea, todos los comentarios que se hagan y todos los me gusta que vengan después llegarán a terceras personas. ¿Por qué es importante saber esto? Imagina que ves una fotografía de un contacto que hace tiempo que no ves y le das al me gusta. Dejas un comentario y esa persona te contesta alegrándose de tener noticias tuyas. Y te pregunta que cómo te va. Y ahí seguís la conversación, pensando que nadie más os lee. Para empezar, todos los amigos de esa persona pueden verlo, pero también, amigos de amigos que le hayan dado a me gusta - si no tiene limitada la privacidad - . Si sólo os decís que os echáis de menos no está mal. Pero mucha gente va más allá y pone su dirección en un comentario "ven a verme, vivo en Desengaño 21", o su teléfono "agrégame al whatsapp, 666 666 6666"... ¿De verdad quieres hacer públicos esos datos?

Otra cosa que suelen hacer muchos usuarios y que no es nada recomendable es la cuenta atrás de las vacaciones. Que sí, que todos tenemos muchas ganas de descansar unos días y somos tan malos que estamos deseando refregárselo a los que se quedan trabajando. Pero ten cuidado. No sabes quién puede estar leyendo. Nunca digas cuántos días te vas, ni si es lejos. Y por supuesto, cuándo. Ya tendrás tiempo, una vez que hayas vuelto del viaje, de enseñar las fotos a todos tus contactos para ponerle los dientes largos.

Y por supuesto, cuida tu lenguaje y tus maneras. Puede que seas una persona impulsiva, pero recuerda que, a pesar de la inmediatez, esto de las redes sociales es lenguaje escrito. Y ahí se queda. Si alguien lo lee, por mucho que luego lo borres va a servir de poco. Imagina que lo lee tu jefe, o alguien que esté pensando en contratarte. Sé que ya lo he comentado en varias ocasiones, pero las redes sociales tienen mucha importancia en la búsqueda de empleo.

También pasa lo mismo con peleas con otros usuarios. ¿Es necesario que tengas una discusión privada en un foro público, que lo vea todo el mundo? Si de verdad necesitas decirle algo a otro usuario, ¿no puedes hacerlo a través de mensaje privado?

A pesar de que las redes sociales son eso, sociales, muchos usuarios aún no tienen muy claro el concepto y piensan que sus perfiles son como el patio de casa, donde sólo entra el que quieren. Por desgracia, no podemos controlarlo todo, así que lo mejor es evitar estos problemas moderando lo que compartimos y cómo lo hacemos. 
 
Una situación extrema: ¿Y si alguien tiene acceso a todos tus datos?
 
Aunque esto no es más que una aplicación un poco macabra, Take this Lollipop puede darnos una idea de lo que puede llegar a hacer un usuario con nuestros datos. Eso sí, no te lo tomes al pie de la letra ni te asustes, es una aplicación que usa tu información sólo para montar el vídeo. No hay peligro. No guarda tus datos ni los comparte. Pero... da miedo, ¿verdad? 

En resumen, sólo tienes que usar las redes con cabeza. Imagina que estás en un bar, o en una plaza, y que hay gente escuchándote. ¿A que no se te ocurriría ir pregonando tus datos personales ahí? Pues en internet pasa igual.


¡Comparte si te gusta!
ESCRITO POR Marina Montes

Periodista, apasionada de la web 2.0, intento de community manager. Bloguera, lectora y enganchada a las nuevas tecnologías. Un poco friki y un mucho geek.
Sígueme en Twitter | Facebook | Linkedin | Google+

2 comentarios

2 comentarios :

  1. Ostras el video es acojonante!!! muchas gracias porque el articulo es tambien buenisimo. Pero el video DIOS!!! ATERRORIZA, estoy como loca mandandoselo a todos mis contacto.

    Gracias por ponernos en aviso.

    Hasta pronto
    charo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues sí, Charo, el vídeo "acongoja" un poquito, la verdad. Si por lo menos sirve para concienciar un poquito a la gente...

      Gracias por tu comentario ;)

      Eliminar

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.