¿Qué pasa con nuestras redes cuando morimos?

redes sociales fallecimiento
Mucha gente se preocupa sobre lo que pasará una vez que muera con sus bienes materiales. Pero muy pocas piensan qué hacer con su huella digital. ¿Qué pasa cuando un usuario muere? Hasta ahora eran los familiares los que decidían si cerrar una cuenta o dejarla abierta, y a veces, en el primero de los casos el trámite es largo y doloroso. El papeleo que hay que presentar para cerrar una cuenta cuando una persona fallece suele ser,en ocasiones, interminable para la familia.

Google - quién si no - ya ha pensado en eso y ha lanzado un nuevo servicio que nos ayuda a programar lo que queremos que ocurra con nuestra información si morimos. Así, nuestras cuentas de Google+, Gmail, Youtube o Google Drive podrán ser eliminadas automáticamente o quedar ahí para la posteridad.

Para ello sólo debemos configurar el sistema Inactive Account Manager y marcar un periodo de tiempo. Por ejemplo 3 meses. Si nuestra cuenta está inactiva durante ese tiempo, Google se pondrá en contacto con nosotros. Y si en el periodo de un día no contestamos, pueden pasar dos cosas: que hayamos decidido que todo el contenido se elimine automáticamente y así sea, o que Google facilite, si lo hemos determinado así, todas nuestras cuentas y contraseñas a un familiar o amigo que le hayamos indicado. Entonces será esa persona quien gestione nuestras cuentas y decida qué hacer con ella.


testamento cuentas google
Desde esta pantalla puedes configurar lo que ocurrirá si tu cuenta queda inactiva.

Esta novedosa idea, sin embargo, no es nueva. Facebook ya lanzó una especie de cementerio virtual donde va a parar el perfil de personas fallecidas si los amigos o familiares lo solicitan y demuestran realmente la muerte de la persona - que más de un bromista hay por ahí con malas intenciones -. Desde el momento en que Facebook aprueba la solicitud, el perfil se convierte en cuenta conmemorativa, una especie de homenaje al usuario en la red social, que desaparece de las interacciones pero cuyo perfil puede seguir visitándose.

Y aunque Facebook se había adelantado, la novedad de Google es que es el propio usuario quien decide qué hacer y cómo actuar con sus cuentas. Una especie de testamento virtual de nuestro paso por esa vida virtual, paralela a nuestra existencia real. 

La iniciativa es muy curiosa y realmente útil, aunque nunca está de más dejar las claves de nuestras redes a una persona de confianza por si nos sucede algo. Así el proceso será mucho más rápido. ¿Y tú, has pensado alguna vez qué hacer con tus cuentas cuando mueras?


¡Comparte si te gusta!
ESCRITO POR Marina Montes

Periodista, apasionada de la web 2.0, intento de community manager. Bloguera, lectora y enganchada a las nuevas tecnologías. Un poco friki y un mucho geek.
Sígueme en Twitter | Facebook | Linkedin | Google+

No hay comentarios

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.