Cómo lograr el perfil perfecto en Linkedin

jueves, julio 11, 2013

perfil perfecto linkedin
En estos tiempos de emprendedores, teletrabajo, reformas laborales y minijobs hay que buscar trabajo donde sea. Por eso, las redes sociales se están convirtiendo en una herramienta fundamental en la búsqueda de empleo. En Facebook y Twitter puedes seguir a muchos perfiles que lanzan ofertas de empleo cada día. Pero también es importante estar presente en las redes sociales profesionales porque allí puedes hacer contactos - algo fundamental en esta época - y conocer a colegas que tal vez puedan ayudarte a encontrar un empleo. Para estos casos hay que tener un perfil un poco más completo para destacar entre el resto. Tal vez la red social que más destaque aquí sea Linkedin, pero ¿cómo obtener el perfil perfecto?

Quién eres: el perfil
Lo primero es crear el perfil y rellenarlo. Si no tienes mucha idea puedes consultar los perfiles de otros profesionales de tu sector para ver qué estilo es el más adecuado. Por supuesto utiliza un lenguaje serio y formal, nada de faltas de ortografía.  La imagen es fundamental en las redes, así que escoge bien una fotografía. Piensa que es tu currículum online, así que si eres chica, olvídate de fotos ultramaquillada con ropa de fiesta y si eres chico, nada de camisetas de tu equipo favorito - por nombrar dos clichés en los que se caen mucho -. Un detalle que te ayudará a compartir tu perfil. Crea una url corta personalizada desde la edición de tu perfil.  Así la dirección de tu currículum quedará algo así como http://linkedin.com/pepelopez, es mucho más fácil de recordar si alguna vez tienes que darle a alguien la dirección.

Véndete en pocas palabras: el extracto
Una de las ventajas que tiene el perfil de Linkedin es que permite crear tu propio extracto. No es más que un breve texto de unas pocas líneas (lo ideal es entre 3 y 5, más no van a leer), en las que tienes que destacar tu experiencia y cualidades. O lo que es lo mismo, decirle al responsable de recursos humanos que mira tu perfil: "Contrátame, soy la persona que buscas". Intenta huir de frases hechas y sé lo más conciso posible.

Qué has hecho: experiencia profesional
Por desgracia encontrarás mil perfiles más como el tuyo. Así que además de poner los lugares en los que has trabajado, intenta sintetizar en una frase los logros que has obtenido. Así la persona que lea tu perfil tendrá más claro cual fue tu implicación en el proyecto y qué grado de responsabilidad tuviste en el mismo.

Otras datos que pueden servirte: información adicional
Nada de citas. Por favor. Los perfiles llenos de frases célebres están pasados de moda. Y tampoco pongas que te gusta pasear por el campo y hacer deporte. Ten en cuenta que es un perfil profesional. A nadie le interesan tus aficiones ocultas. Piensa en qué puede beneficiarte para tu trabajo y añádelo en este apartado. Puedes indicar si perteneces a alguna asociación, si eres voluntario en alguna organización o todo lo que pueda estar relacionado con la consecución de un futuro trabajo.

Qué dicen otros de ti: las recomendaciones
Esto es muy importante en Linkedin. Así quien vea tu perfil puede hacerse una opinión de ti leyendo lo que han escrito otros que te conocen porque han sido compañeros de trabajo, de clase o han estado contigo en algún proyecto. Por supuesto, envía también algunas, hay que agradecer a los demás su esfuerzo y además puedes ayudarlos a mejorar su trabajo o conseguir uno nuevo. Al igual que antes, huye de las frases hechas y sé lo más sincero posible. Destaca los puntos fuertes de la persona y haz un balance de su trabajo.

grupos de discusión y foros en linkedin
Los grupos de Linkedin te ayudan a conocer a otros profesionales.
 Interactúa: los grupos y foros
Ya lo comentábamos en el otro artículo, pero los grupos en Linkedin son fundamentales. Además de conocer a otras personas y enterarte de ofertas, también puede servirte de escaparate. Participa en las discusiones, los foros y comparte información relevante. Si tienes una web o un blog, puedes colgar ahí tus actualizaciones, eso sí, siempre que tengan relación con el tema. No satures a la gente del grupo porque pueden acabar expulsándote.

Haz red: los contactos
Por último, esto es una red social para hacer contactos. O como lo llaman ahora, networking. Así que, ¿a qué esperas? Pide solicitudes de amistad para ir ampliando tu red. Eso sí, no lo hagas a lo loco, deberías conocer a esa persona o al menos, ir recomendado por alguien. Es tu tarjeta de visita, no querrás dar la impresión de ir coleccionando contactos como si fueran Pokemon. Si acabas de crear tu perfil busca a compañeros de clase, compañeros de trabajo y empresas de tu sector. Y si puedes, personaliza el mensaje de solicitud para que sea un poco personal, así dará la impresión de que cuidas tu red de contactos. Una vez que ya tengas una red más o menos montada, ve ampliándola: pide amistad a usuarios de tus grupos, gente que consideres interesante por sus aportaciones y que pertenezcan a tu sector empresarial. Y por supuesto, contesta a todos los email que te lleguen, hay que ser educados.

A volar: el mantenimento
El perfil está muy cuidado en los primeros días, pero conforme va pasando el tiempo cada vez se va abandonando más. Tienes que evitar este error y tenerlo actualizado siempre. No te digo que entres todos los días - aunque sería recomendable participar asiduamente en los foros y grupos - pero sí que crees una rutina para que el perfil no quede abandonado.

Con estos consejos no te aseguro que encuentres un trabajo mañana mismo, pero sí lograrás ser un poco más visible en la red. Recuerda: nunca sabemos quién mira...



Entradas relacionadas

2 comentarios

  1. una vez más... gracias por compartir conocimientos con los que intentamos ponernos al día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Chus! Me requeteencanta leerte en el blog ;)

      Eliminar

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam ni los insultos. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.