Cuando las películas nacen en las redes sociales

peliculas creadas en redes sociales y plataformas de vídeo
Hoy en día casi todo el mundo tiene la posibilidad de crear su propia película. Con una pequeña cámara de vídeo, un programa para montar las secuencias y editar la música y podremos crear un corto en cuestión de horas si tenemos un guión que tenga algo de lógica. Y una vez hecho se puede publicar en internet fácilmente gracias a plataformas de vídeo y hacer que llegue a todo el mundo compartiéndolo en redes sociales o difundiéndolo a través de blogs. Ya no hay límites a la creatividad. El modo de crear y consumir el ocio ha cambiado radicalmente desde que la tecnología ha avanzado a pasos agigantados y desde la llegada de las redes sociales.

Tanto ha avanzado que ya se han mezclado en el proceso de creación. Ya hay películas hechas en redes sociales. Hace algunos años, los directores Ridley Scott y Kevin Macdonald hicieron un documental cuya herramienta principal era Youtube. Los vídeos, editados por Macdonald, fueron recopilados a través de Youtube con una premisa: todos tenían que grabarse el 24 de julio de 2010. Así, los usuarios compartieron un poco de su vida cotidiana y, tras la selección y edición del director se logró consiguiendo un documental de más de 90 minutos llamado Life in a Day. El resultado puedes verlo un poco más abajo, y si sientes curiosidad por saber algo más del proyecto, en el canal de Youtube de Life in a Day tienes muchos más vídeos para saber cómo se fraguó este documental.



Pero esta no es la única producción audiovisual que se ha hecho gracias a la colaboración de un gran número de personas en las redes sociales. Otro ejemplo es el cortometraje Hollywood & Vines, una película dirigida desde Twitter. El proceso de esta creación es aún más curioso: una vez que se concluyó el guión, con el que colaboró Ben York Jones, se envió por Twitter a usuarios de todo el mundo junto con los requisitos para la grabación. Se pidió a los usuarios de Vine que grabasen sus secuencias y las enviasen. El resultado fue abrumador: más de 750 usuarios colaboraron desde 9 países diferentes. El resultado puedes verlo justo aquí.


No cabe duda de que los adelantos técnicos y las redes sociales han cambiado nuestra forma de concebir el arte y la creación audiovisual. No en vano, los festivales audiovisuales están abriendo sus puertas a creadores amateur que utilizan estas plataformas. Una entrada aparte merecen las webseries, de las que hablaré otro día porque hay ejemplos que harían sonrojar a más de un guionista profesional.

¿Conoces algún ejemplo más de películas o documentales realizados íntegramente en la red?


¡Comparte si te gusta!
ESCRITO POR Marina Montes

Periodista, apasionada de la web 2.0, intento de community manager. Bloguera, lectora y enganchada a las nuevas tecnologías. Un poco friki y un mucho geek.
Sígueme en Twitter | Facebook | Linkedin | Google+

No hay comentarios

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.