Como buscar contenido duplicado y evitar que nos plagien

Una vez que ya sabemos la teoría de por qué no hay que copiar contenido nos queda la duda. ¿Habrá algún texto nuestro fusilado por alguna red? Lo más seguro es que sí. Sobre todo si ya tienes una cierta cantidad de lectores y has logrado que alguno de tus post haya conseguido mucha audiencia. A mí me pasó con el de "Mamá quiero ser blogger", que apareció dentro del temario de un curso online, aunque meses después desapareció de la web. Y justo ahora acabo de descubrir que una web me ha fusilado el del hoax de Facebook sin citar la fuente. Y si hablamos de textos que he escrito para prensa ni hablamos... la de noticias mías que habré visto publicadas en blogs que se dedican a hacer copia-pega... La cuestión es, ¿podemos saber si nos han copiado? ¿Y qué hacemos si lo descubrimos?

Herramientas para detectar contenido duplicado
Que no se te vaya a ocurrir ponerte a buscar como loco en Google todas y cada una de las entradas de tu blog porque va a ser un no acabar. Para esto hay herramientas bastante interesantes que pueden ayudarte en la búsqueda, incluso si el post no ha sido fusilado palabra a palabra. Algunas de las que más te ayudarán son las siguientes:
Plagsspoter: Introduce la URL de tu web y pulsa el botón de buscar. Te indicará cuáles son las páginas que tienen el mismo contenido que tú y cuáles son esos contenidos. En ocasiones si has utilizado pluggins o módulos predefinidos también lo detecta, lo cual no quiere decir que te hayan plagiado nada.

Plagiarisma: Muy similar a la anterior y muy utilizada. Permite buscar por URL o directamente, copiando parte de un artículo. Muy útil para casos de autores invitados o profesores que quieren saber si sus alumnos han hecho trampas en los trabajos de clase.

PlagiarismChecker: En esta puedes buscar diferentes párrafos de un mismo texto para ver si te han fusilado o se lo han currado un poco añadiendo contenido entre uno y otro. Alumnos adictos a Wikipedia, temblad.

Webconfs: Esta es muy curiosa. Si tienes sospechas de que te han plagiado, aunque hayan cambiado algunas palabrillas sueltas, con esta herramienta puedes ver hasta qué punto se ha copiado un artículo. Sólo tienes que introducir las dos URL y comparar.

Como ves, herramientas para buscar contenido duplicado las hay a patadas. Así que no tienes que preocuparte porque al final te vas a enterar. No está de más hacer una búsqueda cada cierto tiempo, sobre todo si tienes algún artículo que te haya dado muchas visitas o haya sido muy compartido: suelen ser los más golosos para los fusiladores de entradas.

Cómo evitar que nos plagien
Evitar que nos copien es un poco más complicado, pero también podemos ponérselo un poco difícil a los ladrones. Por una parte, podemos utilizar algunos pluggins o trucos para evitar que nos copien. ¿Cómo? Impidiendo que el usuario haga click derecho en nuestras webs. Personalmente me parece un engorro para el lector, y además, hay otras muchas formas de copiar en una web, así que esta vía queda descartada por mi parte. Pero sí que podemos utilizar pequeños trucos para beneficiarnos si alguien nos plagia. Por ejemplo, como sugieren en ReAplicante, utilizar enlaces internos en nuestra web. Así, cuando alguien te copia y ni se molesta en editar el texto, se lleva también los enlaces. Copiarte te van a copiar, pero al menos, a lo mejor te llevas alguna visita por el camino -y el ladrón se pone en evidencia al enlazar a otra web-.

Pero sin duda, la que más me gusta es la opción de Alex Navarro que podría llamarse: "la venganza es un plato que se sirve frío... y con PNG". Se trata de insertar una imagen transparente con un archivo PNG en medio del texto. Si detectas que alguien te ha robado el contenido no tienes más que sustituir esa imagen en tu repositorio de imágenes por otra con el mismo nombre y un texto que delate al plagiador. Como habrá copiado todo el código tal cual, le aparecerá en la web. Así, a lo mejor hasta consigues que se le quiten las ganas de robar por un tiempo. Esta opción es muy útil para casos de hotlink: cuando tenemos una imagen en nuestra web y otro nos la copia poniendo la URL desde nuestra página en la suya: nos quita ancho de banda porque la imagen se carga desde nuestro propio servidor. Si lo detectamos, no tenemos más que cambiarla por una que denuncie el caso y, como dicen en mi tierra, ponerle la cara colorá' al ladrón.

Hemos descubierto un plagio, ¿qué hacemos?
Ya sabemos si nos han copiado y dónde está el que se ha aprovechado de nuestro trabajo. ¿Cuál es el siguiente paso? En primer lugar, respirar un poco, porque nuestro primer impulso va a ser gritar a los cuatro vientos. Primero vamos a ver si han respetado nuestra licencia. Ya te digo yo que en la mayoría de los casos es que no.

En mi caso el blog está bajo licencia Creative Commons donde los usuarios pueden copiar, distribuir y publicar el contenido del blog o hacer obras derivadas siempre que se reconozca su autoría y que no se utilice con fines comerciales sin pedir antes permiso. Hablando en claro: que se cite mi nombre. Si lo han hecho todo bien, nada que objetar. Si no es así y el plagiador no ha respetado las condiciones, lo mejor es ponerse en contacto con esa web de manera amistosa, a través de un email o de un formulario de contacto. Es lo que he hecho con la web que me ha copiado descaradamente el artículo sobre Facebook.

Si el primer paso - en privado y con la pipa de la paz- no nos funciona tendríamos que sacar la artillería pesada. Comentarios en la página, en las redes sociales o incluso un post de denuncia como este que escribió Nuria Parrondo en SMRevolution.

Personalmente creo que llegar a este último punto ya sería una medida extrema, pero si no nos queda otro remedio, estos altavoces públicos son la única manera de conseguir una respuesta efectiva

¿Te ha ocurrido alguna vez? ¿Qué has hecho?



¡Comparte si te gusta!
ESCRITO POR Marina Montes

Periodista, apasionada de la web 2.0, intento de community manager. Bloguera, lectora y enganchada a las nuevas tecnologías. Un poco friki y un mucho geek.
Sígueme en Twitter | Facebook | Linkedin | Google+

No hay comentarios

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.