Contenido duplicado y plagio: pecado mortal

contenido duplicado copia y pega
El contenido duplicado es la gran pesadilla de los blogueros. De cara al posicionamiento y a las reglas de juego de Google -que es quien corta el bacalao en este tema-, plagiar o copiar contenido exacto de otros blogs es lo peor que te puede pasar, porque afectará muy negativamente a tu posicionamiento. Lo habitual es que escribamos post de nuestra propia cosecha, así que no tenemos nada que temer, pero hay algunas malas prácticas que todavía se siguen haciendo y que están mal. Sobre todo porque pueden tener consecuencias.

Penalización posicionamiento
Google sabe quién lo escribió primero. Así que si ve que tú has publicado un contenido que ya estaba pululando en la red sabrá que lo has copiado. Y como poco, puede bajarte algunos puestos en el posicionamiento. Si te da igual esto, adelante, copia. Pero espera, que aún hay más.

Mala imagen en la comunidad bloguera
Puede que te dé igual lo que Google piense de ti, pero ¿y tus lectores? A lo mejor no se dan cuenta la primera vez, pero sí la segunda o la tercera. Cuando vean que eres un bloguero que se dedica a fusilar textos sin ton ni son van a dejar de leerte. Porque van a darse cuenta de que no eres honesto y publicas el trabajo de otros sin citarlos. Prepárate para críticas negativas, fuga de visitantes y la marcha de tu prestigio.

Consecuencias legales
Y por último, pero no por ello menos importante: las repercusiones legales que pueda tener el asunto. La propiedad intelectual existe y hay unas reglas: desde quienes prohíben totalmente el uso de sus textos, imágenes y recursos hasta lo que utilizan licencias Creative Commons con ciertas reglas. Fíjate siempre en la licencia y respétala. Si piden que se cite la fuente, cítala. Si no lo piden, haz lo que quieras. Y si puedes, pide permiso para utilizarlo, o al menos, avisa al autor de que has utilizado su recurso, seguro que le das una alegría. Dependiendo de los ánimos del bloguero o de la infracción que hayas cometido si has ido por el mal camino, podrías verte en un lío con consecuencias económicas. Y eso ya sí que duele, ¿verdad?

Hay blogueros que leen entradas de otros y les parecen tan maravillosas que las fusilan tal cual en su blog. Porque quieren que sus lectores lo lean. Por ahí vas mal, chaval. Si una entrada te apasiona tanto que quieres que tus lectores la lean, lo mejor es que la enlaces. Puedes hacer un comentario sobre ella contando por qué estás de acuerdo (o por qué no) y enlazarla. Ahí tienes una idea para escribir un post nuevo. Y si avisas al autor de que has comentado su entrada a través de las redes sociales o con un simple comentario en su blog, tal vez tengas suerte y él lo difunda entre sus contactos: habrás conseguido nuevas visitas. Como ves, todo son ventajas si no plagias.

Y si eres un bloguero que ofreces un espacio como autor invitado a otros, ten mucho cuidado. Antes de publicarlo, revisa con mil ojos el texto y comprueba que no sea contenido plagiado. A mí me ha pasado, y lo miré con novecientos ojos, pero no fue suficiente. Si es el caso, mi recomendación es que elimines el contenido en ese caso, no te olvides de borrar la caché de Google o tendrás un montón de visitas a una página 404. Y eso queda feo.


¡Comparte si te gusta!
ESCRITO POR Marina Montes

Periodista, apasionada de la web 2.0, intento de community manager. Bloguera, lectora y enganchada a las nuevas tecnologías. Un poco friki y un mucho geek.
Sígueme en Twitter | Facebook | Linkedin | Google+

No hay comentarios

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.