¿Cómo recuperar un blog abandonado?

martes, abril 25, 2017

¿Conoces ese refrán de "haz lo que yo diga, pero no lo que yo  haga"? Pues eso mismo es lo que vengo a contaros con este post. Hace mucho tiempo que no actualizo el blog por mil excusas: trabajo nuevo, falta de tiempo, rutina, proyectos que nunca terminan de arrancar... Y al final, por una cosa u otra al final acababa postergando la próxima entrada. Sí, yo soy de las que siempre decía "si tienes un blog es para actualizarlo, tenerlo para nada es tontería". Así que ahora que he decidido retomarlo, lo hago con un artículo de expiación para ayudar a quienes se ven en la misma situación y se preguntan "¿cómo puedo recuperar mi blog después de meses sin publicar?".

No es fácil retomar el hábito. Dicen que para afianzarlo hacen falta 28 días. No os traigo un plan exhaustivo, pero sí algunos consejos que podéis seguir para retomar el blog después de un largo parón. Espero que sean útiles, tanto para mí como para vosotros, y todos esos blogs abandonados vuelvan a la vida reforzados.

Relee, analiza y planifica
Lo primero que debes hacer es un análisis de tu recorrido hasta ahora. Puede que tengas un pequeño blog en el que hayas publicado un par de temas y lo hayas abandonado por hastío. O que haya muerto de éxito y lo hayas dejado confiando en que se mantuviese solo. O tal vez, fuiste muy exigente al marcarte tus primeros objetivos y te agobió el no cumplirlos. Sea cual sea tu caso, es importante saber qué fue lo que falló para no repetirlo. Mira bien tus post, las estadísticas (pero no te obsesiones con ellas) y descubre qué es lo que tus lectores demandan más y dónde te sientes más cómodo escribiendo. Tal vez tengas la fórmula mágica ante tus ojos y no la hayas visto. Una vez que hayas apuntado las debilidades y los puntos fuertes de tu blog, es el momento de hacer una planificación. ¿Hacia dónde quieres ir? ¿Qué te motiva a seguir escribiendo? ¿Cómo vas a llegar a tu objetivo?

Crea un calendario de publicaciones. Y cúmplelo.
Una buena forma de retomar la costumbre es elaborar un calendario de publicaciones. Establece la frecuencia con la que quieres actualizar el blog y escribe una lista de temas. Sé realista. Las ganas de retomar el blog pueden hacerte querer publicar cada día. O cada semana. Pero piensa bien en lo que ha pasado y repite conmigo "Lo siento mucho, blog. No volverá a ocurrir". Por eso es importante fijar una periodicidad realista y asequible. No tienes que dejar de lado otros hobbies ni sumergirte de lleno en el blog. Se trata de buscar el equilibrio con tus otras obligaciones personales y profesionales y dedicarle un tiempo

Recupera viejas ideas
Por ejemplo, este post no es más que una actualización de la entrada Ideas para revivir un blog que publiqué allá por 2013. No se trata de duplicar contenido pero sí que puede servirte para actualizar ideas, hacer mejoras o añadidos o rectificar información que se ha quedado obsoleta. Seguro que durante el primer paso de relectura has encontrado algunas entradas en las que has pensado "aquí podría haber dicho más cosas".

Lee mucho a otros
Este punto no debería ni decirse, pero es fundamental. Leer, leer, investigar, rebuscar y empaparse de los demás es fundamental. No sólo te enriquecerás personalmente, sino que podrás encontrar nuevas ideas (ojo, ideas e inspiración, nunca copiar), nuevas fórmulas y otros puntos de vista para los temas que trates en tu blog. : encontrarás ideas y tal vez nuevas fórmulas que te permitan escribir mejor

Busca autores invitados
Abrir tu blog a nuevas voces es una idea perfecta para mantenerlo actualizado. Por eso, ofrecer un espacio a un autor invitado puede ayudarte a tener nuevos puntos de vista de temas que quizás ya hayas tratado y una toque fresco y distinto. Y además es una buena manera de aumentar el tráfico hacia tu web. Todo ventajas.


Estos son sólo algunos consejos para retomar tu blog abandonado, pero hay muchos más que puedes aplicar para no volver a dejar de lado tu web. ¿Conoces alguno más que te haya dado resultado?

Entradas relacionadas

0 comentarios

Valoro la aportación de nuevas informaciones y los enlaces con información relevante, pero no el spam ni los insultos. Todos los comentarios que no se atengan a esta norma serán eliminados.